lunes, 5 de noviembre de 2007

Tradición colorida

Por Martha Alicia García Quiñones
Coeditora Gráfica, Diseño Mazatlán

Cada año, como diseñadores tenemos la consigna de representar las fechas importantes, pero por encima de esto tenemos la obligación de vender una idea y hasta una visión muy amplia de cada concepto.

El Día de Muertos es una fecha arraigada en nuestra cultura desde antes de la Conquista. Los antepasados precolombinos tenían la costumbre de venerar a la muerte y rendían tributo a los que ya se habían ido, dándole otro significado.

Investigando y observando material gráfico, vi algo que me llamó mucho la atención, los panteones mexicanos más que lúgubres parecen tener personalidad propia, México es de los pocos países en el mundo donde se pueden encontrar tumbas de color rosa, azul y gran variedad de estilos.

Diseño implica investigar a fondo temas en los cuales no tenemos experiencia por lo cual recurrí a fotos, revisé revistas y el internet.

“Bienvenidos a nuestra tradición” fue un proyecto muy ambicioso por varias razones; aunque la idea es resaltar la tradición de asistir al panteón a recordar a los difuntos, la manera de representarlo implicaba mucho trabajo, y entre más detalles, más artesanal y bien hecho quedaría el resultado final.

Representación de la idea
Una maqueta es la reproducción física “a escala” de algo real o ficticio. Recrear un panteón a así significó la oportunidad de hacer algo rústico y manual, característica que debía tener todo el trabajo, buscar ese toque mexicano, sobretodo local, y que las tumbas fueran especiales.
Para llegar a tener un esquema, traté siempre de dibujar en mi mente cómo sería todo, llevándolo después al papel.

Aprendí que cuando tenemos una idea buena, hay un hilo muy delgado y peligroso de ir más allá porque la “emoción” puede sobrecargar todo, perder piso, y no tener límites, pero como siempre existe alguien que puede ponernos un freno para no exagerar todo.

Hay que estar pendientes de no perder el enfoque de toda la idea.

La comunicación es muy importante, la idea esencial, pero el tiempo es determinante, sobre todo por la planeación.

Cada cabeza un mundo
Las fotografías fueron tomadas por tres diferentes fotógrafos, tres mundos muy distintos, trabajar con ellos fue complicado y no porque no tuvieran la disponibilidad de ayudarme, sino porque hay que tener cuidado en cómo trasmitimos la idea, esto se puede facilitar si tenemos boceto en mano, pero aun así muchas veces ni con eso logras comunicarte con la persona que lleva la cámara, hay que hablar mucho y curioso, también a ellos hay que venderles la idea y motivarlos.

Reciclar
Aunque muchos pueden pensar que el material utilizado para la elaboración de cada una de las tumbas es costoso, la verdad no fue así, la mayoría están hechas con cosas recicladas y muy baratas, materiales muy simples.

Algunos son:
  • Yeso y cemento
  • Harina
  • Popotes
  • Papel higiénico
  • Cajas de medicina
  • Plástico fomi
  • Cascarón
  • Plastilina
  • Madera
  • Cinta
  • Pegamento blanco
  • Pinturas
  • Alambre

Obstáculos
Tiempo
La idea se propuso 4 meses antes, tiempo suficiente para empezar a crear. Trabajé a ritmo, pero hubo elecciones y el tiempo se redujo a menos de la mitad, como ya saben fue la locura con especiales y llegué a pensar que no iba a terminar.

Antes de traer la maqueta al periódico, esa noche no dormí porque aunque ya tenía todas las tumbas hechas y la base montada con las luces y todo, faltaban muchos detalles, detalles y más detalles.

Cuando ya creía que había terminado, pensaba que me faltaba algo más.
Recordé cuando estaba en la universidad (a más de alguno le pasó lo mismo), no dormía toda una noche para entregar una tarea y me angustiaba al ver el reloj, eso sentí ese día.

Equipo de 10
Estoy consciente que con el tiempo voy a ver muchos detalles y errores en este trabajo, pero hoy me siento orgullosa del resultado que se obtuvo y que a la gente le gustó.

Como en todo trabajo, el contar con el apoyo de tus compañeros es muy importante, Jorge López desde el inicio apoyó mi idea, Bernardo Alatorre, Frank Balderrama, directa e indirectamente estuvieron presentes en las fotografías, y más de alguno que molesté para sacar esto adelante, fueron pieza clave en los resultados.

Me gusta saber que somos capaces de formar equipos de diseño muy eficientes, y que podemos trabajar armoniosamente para brindar un trabajo de calidad, y no sólo lo digo por esta ocasión, pues desde hace tiempo el departamento de diseño en general ha tenido buenos resultados.

Ojalá que todo el tiempo invertido sirva para alguno de ustedes y se motiven a hacer cosas mil veces mejor y así poder aprender de todos; yo creo que si seguimos adelante podemos lograr trabajos que nos inspiren, porque todos estamos en el mismo proceso y tenemos la ventaja de estar en el mismo equipo, por lo tanto nuestro objetivo será siempre el mismo.

Curiosos y mirones
A lo fácil
Cuando estábamos en una de las tres sesiones de fotos uno de los curiosos se acerca y dice:

“¡Hay qué hueva!, ¿por qué no mejor van a un panteón, ponen muchas velas y toman una foto general?”.

Aunque me quedé sin palabras, no pude ocultar mi asombro y no porque no estuviera de acuerdo con mi trabajo, sino por la naturaleza de su comentario. Yo sólo respondí que en Diseño no nos vamos por lo fácil, si no, qué gracia tiene.
Ustedes pueden juzgar.

El preguntón
Entre esos curiosos hubo otra persona que cuestionó todo pero todo el trabajo, ¿por qué de ese color? por qué esto, por qué lo otro; y me hizo la pregunta del millón ¿Por qué una maqueta de un panteón Martha? a lo que yo respondí que esta era una de tantas maneras de representar a la muerte en México, de recordar el colorido, la herencia porque más que un día triste es un día de tributo y homenaje.
Una de tantas manera de decir que los que estamos detrás del periódico somos personas creativas e interesadas por preservar nuestra tradición pero sobre todo una manera de tantas de no seguir siendo sólo Noroeste, sino de ser, como siempre, diferentes.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Martis:
Te quedo todo súper bien desde la planeación hasta como salió impreso, de hecho lo vi en la calle y llamaba bastante la atención la portada muuuyyyy diferente, creo que es la primera vez que se hace algo así, te felicito y con esto nos das pie a que en cuestion editorial no nos pongan trabas para ejecutar alguna idea, aunque es dificil de superar nos alientas a ser algo diferente.
Me despido byeeeee
Diana

El Matu dijo...

ella no es tan buena hay mejores, solo se cree el cuento, yo lo vi y la verdad no me impresiono tanto, de hecho mal trabajo en la foto de este blog